En solo una semana Gijón ha sido escenario de dos ataques fascistas contra locales de la izquierda. El pasado sábado la sede de Podemos Xixón aparecía plagada de carteles en los que se podían leer mensajes como “Podemos ilegal ya”, “España acabará con vosotros, no os quepa duda”, “pederastas” o “asesinos”. Los y las compañeras de Podemos vienen denunciando en redes sociales que su sede ha sido objeto periódicamente de lanzamiento de huevos, pero en este ocasión los mensajes de odio habituales de la extrema derecha se han vuelto más explícitos y han ido un paso más allá.

Menos de una semana antes la fachada de la casa sindical de Gijón aparecía con sus murales borrados con pintura negra, exactamente igual que sucediera con el mural feminista de Ciudad Lineal en Madrid. A las pocas horas la fachada de la sindical volvía a lucir nuevos murales de solidaridad con los pueblos en lucha, contra el fascismo y el machismo, dejando claro que ninguna pintada, ningún acto vandálico de la extrema derecha puede borrar la solidaridad entre los pueblos ni el compromiso militante contra la opresión de este sistema capitalista contra los más oprimidos y oprimidas.

Desde el Sindicato de Estudiantes, Libres y Combativas e Izquierda Revolucionaria queremos trasladar todo nuestro apoyo y solidaridad a los compañeros y compañeras de Podemos Xixón, así como a todos los colectivos directamente afectados por los ataques de la extrema derecha a sus locales. Cualquier ataque a un colectivo u organización de la izquierda por parte de la extrema derecha es un ataque al conjunto de la izquierda y las y los que luchamos contra la opresión de este sistema y la ultraderecha. Por ello deben ser respondidos con la condena más absoluta y la unidad de todos y todas las que diariamente luchamos por los derechos de la clase trabajadora y la juventud y denunciamos a aquellos que defienden este sistema que nos roba el futuro y nos condena a la explotación laboral, la violencia machista, el racismo o la homofobia, que es lo que representa la extrema derecha, máxima defensora del capital y su opresión.

Quitar importancia a estos ataques, normalizar sus discursos de odio, sus proclamas xenófobas, racistas, tránsfobas… es lo que envalentona a la extrema derecha. Permitir que estos grupos sigan actuando con total impunidad mientras a la izquierda no se nos permite convocar manifestaciones - como viene sucediendo en los últimos meses por parte de la Delegación de Gobierno del PSOE en Asturias y otras zonas del Estado -, lanzar campañas de criminalización contra el movimiento feminista, acusándonos de falta de responsabilidad por salir a las calles el 8M, etc, es lo que da alas a la extrema derecha. ¡Qué diferencia tan abismal entre la inacción absoluta por parte de la Delegación de Gobierno y el Gobierno asturiano del PSOE contra estos ataques, y los impresionantes despliegues policiales y la actitud totalmente provocadora en las movilizaciones por la libertad de expresión y por la libertad de Pablo Hassel de los últimos meses! La única forma de frenar los pies a la extrema derecha, de poner fin a estos ataques, es con la organización y la movilización en las calles más contundente.

Basta ya de impunidad con la extrema derecha. Basta ya de criminalizar a quienes luchamos por transformar la sociedad y frenar el avance de estas formaciones que atacan desde las instituciones y en las calles nuestros derechos fundamentales.

Basta ya de ataques fascistas, basta ya de impunidad
No nos van a callar

Volver

IR

SE

Bannerpoyoeconomico

201008_3.jpg

  Adquiere aquí esta publicación