Teresa Prados · Lliures i Combatives Barcelona

El pasado 24 de noviembre de 2017 tres jugadores del equipo de fútbol La Arandina, en la localidad de Aranda del Duero (Burgos) violaron a una joven de 15 años en el piso compartido que el Club facilita a los jugadores. La jóven conoció a sus agresores por las redes sociales y cuando ésta llegó a su apartamento, se encontró con la luz apagada y tres chicos desnudos mucho mayores que ella que la intimidaron y violaron en grupo.

La extrema derecha calumnia contra la víctima...

A pesar de que tanto las declaraciones de personas allegadas, las pruebas presentadas y el informe psicológico a la menor corroboran el testimonio de la víctima y confirman que sí hubo una violación, la derecha y elementos reaccionarios del entorno de los agresores iniciaron una campaña infame de criminalización a la joven, acusándola de mentir, una práctica que también tuvimos que presenciar con el caso de la Manada. Como con la Manada de Pamplona, una vez más, los medios de comunicación han jugado un papel de primera orden, filtrando conversaciones privadas de la menor y poniendo constantes interrogantes sobre su palabra.

Empezando por el propio entrenador ("De entrada no me lo creo [...] son chavales nobles y muy majos"), la retahíla de comentarios machistas, misóginos y franquistas que hemos escuchado estas últimas semanas, coincidiendo con las fechas del juicio, es absolutamente vomitiva. Vox no ha dudado en colocarse a la cabeza de todos ellos. El 12 de diciembre, Alonso de Mendoza, candidato de la formación de extrema derecha al Congreso por Madrid, publicaba en su cuenta de Twitter: "Por muy menor que sea, esa chica es una arpía de tres pares de narices, igual que su madre, que prefiere tener a tres inocentes en la cárcel antes que admitir que ha criado a una fulana".

Días más tarde, en cuanto la Audiencia de Burgos hizo pública la imposición de una pena de 38 años de cárcel para cada jugador, estos machistas profesionales volvieron a azuzar la campaña contra la victima organizando una concentración en el pueblo. En las pancartas se podía leer "Stop feminazis" o "Esto es una caza de brujas como la inquisición". Estos herederos del franquismo, muy asustados por la fuerza que el movimiento en defensa de los derechos de las mujeres ha conquistado en las calles, pretenden golpear cada vez más fuerte a las oprimidas que levantamos nuestra voz para denunciar la violencia machista y el entramado judicial que la sustenta. Pero no van a conseguir ponernos sus grilletes.

... mientras los violadores siguen en libertad provisional

La Audencia de Burgos ha condenado a un total de 114 años de cárcel a los violadores. A pesar de la resolución judicial que reconoce, en primer lugar que sabían perfectamente que la jóven tenía 15 años, y se contempla riesgo de fuga, esta misma Audiencia decidió el pasado 18 de diciembre mantener la situación de libertad provisional para los agresores con fianza de 6.000 euros, hasta que se resuelvan los recursos contra la sentencia.

Esto es la justicia patriarcal: violadores condenados paseándose libremente mientras sus víctimas no pueden pisan la calle a causa de los daños psicológicos y físicos de sus agresiones. La misma justicia que pone penas ridículas a maltratadores y asesinos, que enarbola la bandera del franquismo en las instituciones del régimen del 78. Una tradición que sigue bien incrustada y que aplaude que jueces y juezas machistas y reaccionarias sigan en sus butacas.

La lucha es el único camino

La respuesta del entonces gobierno en funciones del PSOE ha sido, como en este último año, inexistente: publicar una nota de prensa en la que se dice que el Ejecutivo "ha condenado, condena y condenará todo tipo de abusos" a la vez que respeta el derecho a manifestar cualquier opinión. Hoy mismo, día 7 de enero, se conformaba el gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos a pesar de la fúria de la derecha. Y este gobierno tiene que escuchar cuales son las reivindicaciones del movimiento feminista: depuración inmediata de jueces y juezas machistas, fin de la justicia machista, castigo ejemplar a nuestros agresores... Para transformar nuestras condiciones de vida necesitamos hechos, no palabras. Por eso, desde Libres y Combativas continuaremos en las calles para recordar al nuevo ejecutivo que el movimiento feminista combativo llegó para quedarse y para conseguir nuestras demandas.

Para seguir luchando contra este sistema machista y patriarcal, contra la extrema derecha que nos criminaliza y sus aliados, los que nos quieren sumisas y calladas, tenemos que seguir levantando la bandera que ha caracterizado a nuestro movimiento: la movilización masiva en la calle, como el 8M, el 25N o las movilizaciones contra las manadas.

Este año, la lucha no puede retroceder. Frente a la extrema derecha y sus ataques, hay que volver a convocar y protagonizar una gran huelga general feminista que lo paralice todo. El domingo 8M sin duda habrá manifestaciones multitudinarias pero la herramienta más eficaz que tenemos las trabajadoras, las jóvenes, al lado de nuestros compañeros, es la huelga general. Defendiendo un feminismo revolucionario y de combate podremos tumbar este sistema capitalista que nos condena a la miseria, la precariedad y la explotación. ¡Únete a Libres y Combativas e Izquierda Revolucionaria!

Volver

portada periodico 11

Descarga el periódico: castellano | catalàgalego | euskera

 

 

Nueva fecha del sorteo: 21 noviembre

IMG 20200328 135652

 Debido a la crisis del coronavirus, aplazamos el sorteo de nuestra rifa al sábado 21 de noviembre
 
¡Escríbenos a [email protected] y compra tu papeleta para apoyar nuestra lucha!

 

 

IR

SE