Descarga el cartel en castellano - català - euskera - galego

Hace unos días conocíamos la noticia de que 20 universidades públicas están impulsando distintas “actividades de debate y reflexión feminista sobre el trabajo sexual”, argumentando que la prostitución es un “trabajo no reconocido” y que hay una necesidad de darle voz. Desde Libres y Combativas queremos denunciar este intento de blanquear la explotación sexual en nuestras universidades. Utilizando la supuesta defensa de los derechos de las mujeres víctimas de la trata y la prostitución, la realidad es que con estas charlas se pretende legitimar la explotación sexual como una actividad laboral tan respetable como otra cualquiera, escondiendo el auténtico rostro de una de las formas de violencia machista más cruel contra nosotras.

La prostitución es una de las mayores lacras de este sistema machista y patriarcal sobre las mujeres pobres y un lucrativo negocio que llena los bolsillos de empresarios, capitalistas y proxenetas (no es ninguna casualidad que la regularización de esta práctica, así como los vientres de alquiler, sea un uno de los principales puntos del decálogo del feminismo liberal y burgués).

Nuestros cuerpos no son mercancía

Es absolutamente inaceptable que ciertos sectores que se denominan feministas aboguen, en la práctica, por legalizar el abuso, las violaciones y la violencia machista contra las mujeres más vulnerables. Y todavía es más escandaloso que se utilice la excusa del “debate democrático” y la “libertad de expresión” para organizar estas actividades en las universidades públicas. No tiene nada de democrático blanquear al lobby proxeneta o mentir abiertamente diciendo que la prostitución es una elección libre. ¡No vamos a permitir que se lave la cara al patriarcado y al capitalismo!

Como se ha demostrado en multitud de ocasiones, el movimiento feminista es abolicionista. Las mujeres jóvenes y trabajadoras, junto a nuestros compañeros, hemos levantado una bandera clara contra la explotación sexual y todas sus formas de esclavitud. La forma de luchar por los derechos de las mujeres prostituidas y las víctimas de la trata no es legalizando su esclavitud sino batallando con todas nuestras fuerzas para acabar con ella. Somos abolicionistas porque defendemos que cualquier ser humano tiene que tener garantizado el derecho a una vida libre y digna, algo que este sistema nos niega constantemente. Somos las más firmes y consecuentes defensoras de los derechos de las mujeres trabajadoras por eso reivindicamos que nuestros cuerpos ni se compran ni se alquilan.

El movimiento feminista no puede avalar la propaganda de las voceras a sueldo del capital del lobby proxeneta que tiene en el Estado español esclavizadas a más de 600.000 compañeras pobres e inmigrantes, ni dar carta de legitimidad a expresiones como “trabajadoras sexuales”.

Abolicionismo y feminismo anticapitalista y revolucionario

Sabemos que la lucha para acabar con la esclavitud sexual forma parte de la lucha para acabar con el sistema económico que sustenta la violencia contra nosotras: el capitalismo. La única forma de acabar con la opresión hacia las mujeres es enfrentándonos a los poderes económicos y al aparato del Estado que protege a los proxenetas. Por eso, aunque el PSOE se ponga la etiqueta de abolicionista, es todo papel mojado y feminismo de postín si no se  hace nada por cambiar las condiciones materiales que empujan a las mujeres más pobres a las garras de la prostitución.

Desde Libres y Combativas sostenemos una posición abolicionista de clase y revolucionaria. Exigimos:

• Endurecimiento de las penas a los proxenetas, traficantes de personas y beneficiaros de la explotación sexual de seres humanos

• Depuración inmediata del aparato del Estado de todos los colaboradores con las redes de proxenetismo y trata

• Retirada inmediata de las ordenanzas municipales que persiguen y marginan a las mujeres prostituidas

• Puesto de trabajo digno o subsidio de desempleo indefinido para todas las mujeres víctimas de la trata

• Acceso universal y gratuito a la sanidad y a la educación y por una vivienda digna

• Derogación de la Ley de Extranjería: derecho a la ciudadanía para todas las prostitutas extranjeras

Para asegurar una alternativa viable e inmediata para las mujeres que están encerradas en prostíbulos o las que son empujadas a la calle, es necesaria la lucha y la organización para acabar con la miseria, la degradación moral, la desigualdad y la violencia que este sistema criminal, el capitalismo y los gobiernos a su servicio, provoca contra la mayoría de nosotras.

¡Abolición de la esclavitud sexual! ¡Únete a Libres y Combativas!

Volver

LyC 9

Descarga nuestro periódico en castellano · català · euskera

 

IR

SE