Centenares de miles de jóvenes, trabajadoras y nuestros compañeros hemos llenado las calles de todo el Estado una y otra vez alzando un grito ensordecedor contra la vergonzosa sentencia a los violadores de La Manada y la justicia machista que protege a agresores y machistas. Por si todas las declaraciones machistas del grupo y sus abogados, que han copado los medios de comunicación durante los últimos meses, no hubieran sido suficientes, esta semana conocíamos que uno de ellos pedirá una indemnización por pasar “injustamente” cuatro meses en la cárcel. ¡Qué vergüenza!

Después de este terrible caso, las violaciones y agresiones sexuales en grupo en el Estado Español se han multiplicado escandalosamente y hemos vivido nuevas sentencias judiciales machistas que vuelven a poner encima de la mesa que la manada es el sistema: desde la condena por “maltrato ocasional” a un hombre que intentó asfixiar a su mujer en Navarra, hasta el dictamen de “abuso” para dos hombres que violaron a una joven en una discoteca porque ella, aunque suplicaba que parasen, “no gritó ni se resistió”.

Desde Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes sabemos que sólo la movilización en las calles y la presión social podrá frenar los ataques que sufrimos millones de nosotras por parte de una justicia reaccionaria y misógina que ampara que se ejerza la violencia contra nosotras. Por ello, llamamos a todas y a todos a llenar las calles de todo el Estado el día en que se haga pública la sentencia definitiva a los cinco violadores de La Manada, que deberá salir a la luz antes del 10 de diciembre y a levantar de nuevo bien alto la bandera del ¡Hermana, yo sí te creo!

¡Ninguna agresión sin respuesta!

¡Basta ya de justicia machista y patriarcal! ¡La manada es el sistema!

Volver