¡Basta ya de justicia patriarcal y violencia machista!

Hace dos mes, una joven de 26 años fue violada por un camarero y un portero de una discoteca en Oporto mientras ella estaba inconsciente en el suelo del lavabo. Los jueces del Tribunal de Oporto consideraron que en esa terrible situación existía "una atmósfera de seducción mutua" y de esta forma suspendían la pena de cárcel de cuatro años y medio para los agresores.

El caso ha provocado una tremenda indignación en Portugal y justo al conocerse la sentencia miles de personas salieron a las calles para manifestarse en contra de esta justicia machista y patriarcal que nos culpabiliza de nuestra opresión y de la violencia que sufrimos por ir vestidas de una forma u otra, por estar borrachas, por no haber dicho 'no' las suficientes veces, por ir solas por calle o por intentar recuperar nuestra vida cuando somos víctimas de violaciones. ¡Basta ya sentencias machistas que convierten a las víctimas en verdugos y a los violadores en inocentes!

Este caso vuelve a poner en evidencia que las violaciones y las agresiones sexuales no son hechos puntuales ni casos aislados sino que son parte de la violencia que día a día sufrimos las mujeres en todos los puntos del planeta. Pero no sólo eso, esta sentencia también demuestra que el problema no es un juez o una jueza, sino el carácter machista y patriarcal de las instituciones y la justicia bajo el capitalismo. Hace un año, de nuevo en Portugal, el Tribunal de Relación de Oporto justificaba con pasajes de la Bíblia las palizas que una mujer había sufrido a manos de su ex-marido porque "ella había cometido adulterio". Hace unos meses en el Estado Español vivimos con auténtica rabia la sentencia a los violadores de La Manada. Y recientemente conocíamos el caso de Cork (Irlanda), donde un violador ha sido declarado no culpable porque la joven de 17 años a la que agredió llevaba "un tanga negro de encaje" y segun palabras de la abogada de la defensa eso era sinónimo de "estar dispuesta a conocer y estar con alguien esa noche".

¡Basta ya de culpar a las víctimas! Por una huelga feminista el 8M en Portugal

A nivel internacional, las mujeres somos víctimas no simplemente de los golpes o de las agresiones físicas, sino de todo un sistema político y judicial basado en el sexismo y la desigualdad del sistema capitalista.

Tal y como hemos vivido en el Estado Español, las lecciones de nuestra lucha son muy poderosas, y las compañeras de Portugal se están levantando de forma muy contundente contra el machismo y la opresión. Las movilizaciones contra el caso de Oporto, las manifestaciones del pasado 25 de noviembre y 8 de marzo demuestran el potencial que existe para construir un movimiento feminista revolucionario todavía más poderoso. Por eso, las compañeras de la plataforma ROSA y el Sindicato de Estudantes, nuestras organizaciones hermanas en Portugal, están planteando la necesidad de impulsar una huelga feminista el próximo 8M tomando el ejemplo del Estado español, para acabar con este tipo de sentencias machistas y el sistema que sustenta esta violencia.

Desde Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes en el Estado Español nos solidarizamos con la lucha de las compañeras portuguesas, exigimos un castigo ejemplar para los violadores y agresores sexuales y gritamos con vosotras: Fim do assédio e da violência machista!

¡Ninguna agresión sin respuesta!

Volver